Por qué su solución IIOT debe desplegarse en las instalaciones

La industria hoy en día

Descargar PDF
Artículo original

Asegúrese de que su solución IIoT está filtrando los datos relevantes y evite el aumento de los costes de datos y mensajería mediante la implementación en las instalaciones.

Desplegar la solución IIOT en las instalaciones o en la nube tiene ventajas e inconvenientes. En opinión del autor, el despliegue de su solución IIOT en las instalaciones ofrece las mayores ventajas.

Seguridad

Si elige transmitir sus datos directamente desde las máquinas a la nube, está permitiendo el acceso de terceros a los datos del taller. Por otro lado, el almacenamiento en las instalaciones está completamente restringido a cualquier persona que no sea personal autorizado desde dentro de su cortafuegos. Los servidores locales no son accesibles para quienes están fuera de la red, ya que no están almacenando los datos en línea. Para entornos como el de la fabricación, en el que por razones de seguridad el acceso a las máquinas sólo debe concederse a quienes realmente lo necesitan, el control total de los datos debe mantenerse localmente.

Personalización

Otra gran ventaja de la implantación en las instalaciones es la posibilidad de personalizar la solución de acuerdo con sus necesidades específicas. Al trabajar con un proveedor de soluciones en la nube, usted está limitado a las funcionalidades que ellos ofrecen. A medida que su sistema IIOT se amplía, sus necesidades también lo harán. Y claro, puede solicitar que se añadan funcionalidades en futuras actualizaciones, pero ¿realmente quiere dejar esto al azar?

Control de datos y conformidad

OSHA, HACCP, FDA, EPA, GDPR, HIPAA, FERPA.

Parece algo sacado de una sopa de letras, pero en realidad son formas de control normativo que la mayoría de las empresas tienen que cumplir hoy en día, independientemente del sector en el que operen.

Dado el creciente control sobre la protección de la privacidad de los datos, es necesario cumplir la normativa y saber dónde están los datos en todo momento. Las empresas que eligen una arquitectura de computación en la nube deben garantizar que su proveedor de soluciones en la nube de terceros está al día y cumple con todos los diferentes mandatos normativos de su sector. Los datos sensibles deben estar protegidos, y los clientes, socios y empleados deben tener su privacidad asegurada.

Al desplegar sus soluciones IIOT en las instalaciones, puede garantizar el cumplimiento de cualquier control normativo que sea necesario, ya que los datos nunca salen de su propio entorno autónomo.

Costes

Una gran ventaja de tener un sistema IIOT alojado en la nube es que se elimina todo el trabajo pesado relacionado con el hardware de almacenamiento y computación. El elevado gasto de capital inicial se sustituye por una cuota mensual mucho más baja basada en el uso real de los datos. Al tener acceso instantáneo a los recursos informáticos que, de otro modo, requerirían una inversión considerable de tiempo y trabajo, le permite reducir el tiempo de comercialización de su proyecto IIOT. Al mismo tiempo, puede eliminar los gastos generales de gestión y mantenimiento de los servidores de hardware, ya que todos ellos van al proveedor de la solución en la nube (¡pero definitivamente están incluidos en la cuota de suscripción mensual!)

Pero la cuestión es que, para la mayoría de las aplicaciones IIOT, se pueden utilizar servidores de software, lo que supone un coste marginal en la implementación. La capacidad de procesar los datos en el borde es una forma mucho más eficaz de gestionar la amplia gama de dispositivos y sistemas IIOT que las empresas necesitan para cumplir sus objetivos de producción. De esta manera, se garantiza que sólo la información que es relevante para usted, puede ser empujada a otras aplicaciones o incluso a la nube (si desea hacer un procesamiento de big data), manteniendo los costes de infraestructura bajos.

Tiempo de actividad del sistema y conectividad

El despliegue en la nube requiere una conexión a Internet que esté siempre disponible y sea extremadamente fiable para garantizar la continuidad sin fisuras de su sistema IIOT. Teniendo en cuenta que la mayoría de las empresas de la industria manufacturera están situadas en lugares distantes y de difícil acceso, donde la conectividad a internet suele ser un cuello de botella, esto podría ser un problema. Aunque los proveedores de servicios en la nube se esfuerzan por reducir al mínimo las interrupciones, se producen fallos imprevisibles en la red debido a cargas de trabajo masivas de datos y a problemas técnicos.

Una de las principales ventajas del almacenamiento in situ es que no requiere que los usuarios tengan una conexión a Internet para acceder a los datos. Aunque la mayoría de las empresas dependen de Internet para llevar a cabo sus actividades, siempre existe el temor de que la pérdida de la conexión pueda perjudicar la productividad y hacer imposible el acceso a los datos cruciales cuando sea necesario. Los servidores locales le proporcionan una red interna a la que se puede acceder en cualquier momento, independientemente de la conexión a Internet.

Y recuerde que sus datos, hardware y plataformas de software son todos suyos. Tú decides la configuración, las actualizaciones y los cambios del sistema. Si un proveedor de soluciones en la nube decide impulsar una actualización en un momento inoportuno... no tienes forma de decir que no... y ahí se van todos los datos que no se capturaron durante el tiempo que el sistema estuvo desconectado.

Como hemos mencionado al principio del artículo, hay ventajas e inconvenientes en el despliegue on-premise. Lo bueno es que al usar CB Digital Factory, las ventajas son claras, y los inconvenientes se minimizan. Para saber más, echa un vistazo a este vídeo que hicimos sobre cómo se puede mejorar la productividad.


Diário de Notícias da Madeira
27 de noviembre de 2020

Vida Económica
12 de julio de 2020

Revista de seguridad empresarial
1 de mayo de 2020